Se juega AMLO su última carta

Oswaldo Villaseñor

En la mañanera de ayer del presidente López Obrador no hubo una sola pregunta de parte de los periodistas acreditados sobre un tema más que obligado a preguntar. El tema del video escándalo de su hermano Pío –ahora bautizado como Pillo- López Obrador.

¿La razón?, Desde luego no fue la falta de interés periodístico, ni la falta de visión periodística de los reporteros asistentes. Resulta que los representantes de los medios de comunicación acreditados que intentaron estar presentes se toparon con una condicionante.

No se permitirá ninguna pregunta sobre el tema del hermano del Presidente. A quien estuvo de acuerdo simple y sencillamente se le permitió el pase, y a quien no aceptó la petición, no se le permitió pasar. Así se sencillo resolvió el Presidente y su equipo de comunicación, el no hablar más de ese tema que le pegó en el puro corazón de la principal bandera presidencial. El Combate a la corrupción.

Pero si el presidente y su equipo pensaron que sí el tema no era abordado en La Mañanera se apagaría, quizás no midió bien los escenarios ni las consecuencias.

El presidente que más ha criticado a los medios y a los periodistas que no se le han alineado, pero que ha pagado más que nadie a los periodistas alineados -3 mil 300 millones solo el año 2019- cometió un nuevo error. Se mostró de cuerpo entero como un gobernante intolerante y que no respeta la libertad de expresión.

Quien lo critica es un vendido y que sirve a los intereses de sus opositores. Quien lo alaba es un profesional de la comunicación.

Solo que el presidente no midió el impacto de las “benditas redes sociales” en un tema que le guste o no, seguirá vigente varios días más en la mesa de las discusiones.

Y es que leña para echarle a la hoguera hay de sobra, se aborde o no el tema de Pío –Pillo- López Obrador en Las Mañaneras.

1.-De entrada la Fracción de Senadores panistas que en esta ocasión fue liderada por Xochilt Galvez, presentó ante la Fiscalía General de la República una demanda penal de hechos para que se investigue y se acredite la comisión de posibles delitos de peculado, peculado electoral, lavado de dinero y financiamiento irregular a la campaña del ahora presidente y al partido de Morena, más lo que se acumule. ¿Irá a actuar la FGR apegada a la ley en contra del presidente? Se duda.

2.-Esa sola demanda presentada ante la FGR en contra de los personajes que aparecen en los videos, o sea David León y Pio López Obrador, más la aceptación pública de parte del presidente Andrés Manuel de efectivamente haber recibido ese dinero como aportaciones, le meten mucho más ruido a un tema que por lo pronto tendrá un solo lado de versión. El presidente decidió ya no hablar, no defenderse, porque no tiene como. Confeso ya está.

3.-Pero todavía ayer, a pesar de la prohibición presidencial a los periodistas para preguntarle del tema de la corrupción de su hermano, o de negarles la presencia a quienes querían preguntar, las redes sociales se inundaron de reacciones al tema del video de Pío López Obrador y de David León.

Pero eso no es todo. El mismo presidente habló de la existencia de una cuenta bancaría en Banorte donde la gente le depositaba dinero y de la cual él obtenía su salario para mantenerse y costear gastos de su movimiento. El presidente con su nueva aceptación y afirmación, no se dio cuenta que de nuevo aceptaba un delito más. La evasión Fiscal. Hoy le sacan que durante los últimos 20 años todas declaraciones fiscales fueron presentadas en ceros o bien ni siquiera se presentaron.

4.-Hasta ahí se podría decir, se le sigue echando más leña al fuego. Pero como toda causa o acción tiene una consecuencia, hubo otro aspecto que comentar en los medios de comunicación. La caída en los niveles de aprobación del presidente después de varias semanas de registrar un alza en su aprobación, precisamente desde que empezó a exhibir a los políticos corruptos. Hoy el exhibido fue él y la caída no se hizo esperar.

5.-En fin, el presidente López Obrador ya no quiere hablar de su hermano “Pillo” López Obrador, ya no quiere hablar de la pandemia y su masacre social de más de 60 mil muertos, ya no quiere hablar de los muertos que deja la crisis de seguridad que no atiende, ya no quiere hablar de la crisis económica que le pega a millones de mexicanos en sus bolsillos y en su patrimonio. En fin, no hay presidente para atender los temas que le interesan y le atañen al pueblo.

Eso es mucho más delicado aún.

Habrá que estar pendientes.

PASO A PASITO.-Cenovio Ruiz Zazueta fue Secretario Particular del ahora ex gobernador Jesús Aguilar Padilla. Luego fue presidente del Comité Directivo Estatal del PRI; Luego líder del Congreso Local y de paso, coordinador del CEN del PRI en su relación con los Congresos locales. Tiene carrera partidista y conoce las entrañas del partido.

Pues bien Cenovio Ruiz dice no estar de acuerdo con las reformas a los estatutos del partido aprobadas recientemente en sesión del Consejo Político Nacional, mismas que no se debatieron ni se socializaron entre la militancia del partido.

Afirma que dichas reformas son inoportunas e inadecuadas por que atentan contra principios democráticos y los principios de inclusión que este partido debe promover.

Y como no está de acuerdo con dichas reformas aprobadas, decidió presentar dos recursos de impugnación y juicios de nulidad con la finalidad de echar abajo estas reformas que atentan contra los derechos políticos de la militancia.

Un recurso lo presentó en contra del Consejo General del INE y este caso fue turnado ya al Magistrado Felipe Alfredo Fuentes Barrera, mientras que el segundo fue contra del Consejo Político General del PRI y el expediente fue turnado ya al magistrado Felipe de la Mata Piñaza.

Hay que esperar, dice Cenovio Ruiz como el Tribunal Electoral desahoga estos casos.

Pero por lo pronto, ya hubo un príista que se sintió dolido y afectado en sus derechos políticos y que busca tumbar esas reformas aprobadas recientemente que centralizan el poder en el CEN del PRI sobre muchas decisiones que competen a la militancia.

Veremos que sucede.

OTRO PASITO.-El presidente Andrés Manuel debe estar preocupado por el escándalo en que lo metió su hermano Pío –Pillo- López Obrador. Recurrió a su mejor instrumento de distracción y quizás a su última carta por jugar al mismo tiempo.

Ayer salió en video pidiéndole a la gente que compre cachito para la rifa del avión que no tendrá como premio el avión. Ese ha sido su mejor instrumento de distracción en las dos últimas crisis políticas que ha tenido.

Pero sin lugar a dudas su última carta a jugar es su anuncio de posibilidad de llevar a juicio a los expresidentes de México.

Una pregunta. ¿Qué tanta información de López Obrador tendrán los últimos tres expresidentes de México? Durante los últimos 18 años él se llamó espiado, perseguido. ¿Tendrán más información que exhiba a Andrés Manuel? Todo puede suceder y muy factible que sí. El video de su hermano, es apenas una pequeña señal de lo mucho que pueden tener de él.

El juicio contra la corrupción lo seguiremos viendo en video y por televisión. De eso no hay duda.

UN PASITO MAS.-El gobernador Quirino Ordaz y el secretario de la SEPyC, Juan Alfonso Mejía pusieron en marcha el nuevo ciclo escolar. Ahí se dejó en claro que no habrá regreso a clases presenciales hasta que la pandemia se haya superado.