Se descubre la causante de la pérdida de olfato por COVID-19

La pérdida del olfato, conocida como “anosmia”, se produce porque el virus infecta a un tipo de células nerviosas en la cavidad nasal que no son neuronas sino células de soporte “células gliales”. Los investigadores alcanzaron esta conclusión tras realizar pruebas a pacientes contagiados, personas sanas y animales durante varios meses.

“No es permanente e indican que el nuevo coronavirus cambia el sentido del olfato en pacientes no infectando directamente las neuronas sino afectando la función de las células de soporte. Creo que son buenas noticias, porque una vez que la infección desaparece, las neuronas olfativas no parecen necesitar ser reemplazadas o reconstruidas desde cero”, expresó Sandeep Robert Datta.