Los inTOCABLES de Juacer

ESTRADA FERREIRO Y PEPE CHUY GALVEZ, CULPAN A NAVOLATO POR PROPAGACION DEL VIRUS

El alcalde de Navolato, Eliazar Gutiérrez Angulo, quien a pesar de las enormes dificultades presupuestarias por las que atraviesa su administración, está ocupado y preocupado por sus gentes, por sus gobernados y ha sido de los primeros que se puso en primera fila para enfrentar con total desigualdad una lucha frontal contra la pandemia del coronavirus que provoca la enfermedad del COVID-19 y que solo en Navolato, ha dejado al menos cuatro hogares con el dolor de perder a un ser querido.
Es cierto, por algunos malos sinaloenses para desgracia nuestra, nos tienen estigmatizados en todo el país como bravucones, echones, despilfarradores, pendencieros, irresponsables y valdemadristas y aunque no les falte razón, afortunadamente son los menos, del otro lado estamos la mayoría que somos trabajadores, honestos y solidarios ¿Por qué digo esto?, bueno, el muy conocido periódico semanal ríodoce, publicó una entrevista con el presidente municipal de Culiacán, Jesús Estrada Ferreiro y me llamó mucho la atención la cabeza que dice “Las fiestas de Altata, el desmadre que nadie pudo o quiso detener”.
En dicha entrevista telefónica el alcalde culichi prácticamente acusa a Navolato de ser el principal municipio que contagió a Culiacán, cuando, es obvio, está muy alejada dicha declaración de la realidad, allí, el alcalde de la capital externó que, “dicen las personas, dicen los comentarios que el tema de Navolato es porque pues fue el carnaval de Altata y los funcionarios estaban allá en la organización y todo, y pues fueron como 10 mil personas”.
En la misma nota, hablan de las personas fallecidas y dan los nombres, afirmando que todos ellos estuvieron en Altata, sin embargo, hay algo curioso y raro en este proceso de infectados, para empezar, solo hubo contagios de funcionarios del ayuntamiento, y realmente han sido pocos los contagios en ese municipio ex cañero, si fuese el caso, Navolato fuera el centro de atención del país y no Culiacán.
Por ejemplo, es obvio que el jefe de eventos especiales tenía que moverse, sin embargo, desde que se canceló dichos eventos, él se mantuvo en sus oficinas del ayuntamiento de Navolato, por desgracia, fue allí donde se empezaron a dar focos de infección dentro de dicho palacio del gobierno municipal.
Pero, vuelvo a lo mismo, solo fueron gente cercana al presidente municipal, sin embargo, el presidente le tira la bronca a ese municipio donde prácticamente lo acusa de ser el culpable cuando dice “yo le atribuiría también a ese tema parte de lo que pasa en Culiacán, porque, quien va a Navolato a un carnaval, no van de Los Mochis, no van de Mazatlán, van de Culiacán, es el principal cliente del turismo de Navolato”. Dice.
Remata el alcalde culichi cuando afirma que, “entonces yo creo que mucha gente que vino de Altata a Culiacán, pues vino con el contagio y comenzó a contagiar a sus familiares, a sus vecinos”.
Obvio, que es una afirmación irresponsable y temeraria, hay que recordarle al alcalde Estrada Ferreiro, que Culiacán, es una de las principales ciudades del país que goza de la mala fama de tener el mayor número de contagios y tristemente de muertos y que hasta el 3 de mayo, llevaba mil 112 casos positivos y 170 defunciones.
En entrevista para adiscusion.com.mx, Pepe Gálvez, el secretario de Innovación gubernamental, también se va a la yugular de Navolato y afirma que todo el contagio empezó en Altata, “una de las fuentes principales fue ese Carnaval” y añade a este medio de comunicación que fue el que contaminó a Culiacán y Navolato, para que el virus fuese detonante en el centro del estado.
Sin embargo, hay que recordar que el primer paciente contagiado en Sinaloa, fue detectado en Culiacán y recibió un aislamiento en un conocido hotel, el segundo caso, fue en la ciudad de Los Mochis, pero, dice, el funcionario estatal que de las personas que fueron al carnaval de Altalta, se monitorearon a 79 personas, de las cuales 10 dieron positivo y 6 murieron.
En la nota hay un detalle que me llama la atención cuando afirma que, “los visitantes que llegaron a la fiesta carnavalera del puerto de Altata, fueron quienes propagaron el virus,” es decir, el mismo funcionario afirma que fueron estos visitantes los que llevaron el virus a altata, entonces, quiere decir que el virus ya lo teníamos en la capital sinaloense y simple y sencillamente lo exportamos a Navolato.
Así de sencillo, lo más fácil es buscar culpables o ya se olvidó el mercado Garmendia o el de varias dependencias gubernamentales que han sido focos rojos de infección de este virus, eso sin incluir a una conocida pastelería o de pizzas, que en forma irresponsable venden sus productos con grandes colas de personas en medio de contagios, quizá de esto también es culpable Navolato.