La masacre que viene ¿Suicidio político de gobernadores?

Oswaldo Villaseñor

Cuando el gobierno federal encontró en la implementación de un semáforo sanitario la mejor manera de lavarse las manos y evadir una responsabilidad que ahora será de gobernadores y alcaldes, lo dijimos oportunamente.

El presidente López Obrador hizo lo que mejor saber hacer. Politizar el tema de la crisis sanitaria y echar la culpa para otro lado.

A escasos 5 días de que termine oficialmente la segunda etapa del programa Sana Distancia y Quédate en casa, pero que además, se anuncie el inicio de la reactivación económica y el regreso a la nueva normalidad, habría que preguntarse qué diferencia hay entre la postura inicial del gobierno federal cuando inició la pandemia en México, con la postura que conserva al día de hoy, tres meses después. Los muertos y los contagiados, eso sí, son muchos más.

La pregunta es obligada.

1.-¿Qué diferencia hay entre los objetivos que buscaba el gobierno federal con su publicidad oficial y su postura oficial ante la crisis del coronavirus al arranque de la pandemia y su postura actual al llamar a la reactivación económica y el regreso a la nueva normalidad previsto para el primero de junio?

2.-La verdad es que no hay ninguna, excepto los muertos y los contagios que los han puesto la gente, la sociedad. En ambos extremos de la pandemia, al arranque y en su punto más álgido alcanzado al día de ayer, el gobierno federal sigue poniendo la salud de los mexicanos en segundo término y la economía en primero.

3.-Para el 7 y 8 de marzo, el Gobierno Federal, promocionó un cartel de publicidad con los siguientes mensajes e ilustrado con figuras de integrantes de una familia.

“No hay que cancelar eventos masivos, actividades laborales y escolares. Tampoco hay que hacer compras de pánico. Sigue tus actividades normales, pero refuerza las medidas de prevención. Recuerda: la enfermedad causada por el Covid-19 no es grave”, explica el anuncio.

4.-Desde luego, este anunció y esta promoción de inmediato chocó con las acciones que organizaciones sociales no gubernamentales empezaron a emprender para hacer frente al coronavirus. Es decir, marcó el tiempo en el cual el gobierno federal fue rebasado completamente por la sociedad en la dirección y conducción de la pandemia.

5.-Para el 22 de Marzo, cuando la pandemia la pegaba en la cara con sus números al Gobierno Federal y evidenciaba su fracasada ruta, este cartel fue retirado y luego negado en su autoría por la Secretaría de Salud y se le echó toda la responsabilidad a la Conade y a otras dependencias del Gobierno Federal.

6.-Ese mismo 22 de marzo, la Secretaría de Salud después de retirar el cartel referido, sacó una nueva publicidad oficial que conservó algunos de los mensajes originales como es el “no realices compras de pánico”, pero se le adicionó un nuevo mensaje que dice así. “No hagas casos de rumores ni información falsa”.

7.-Para esa fecha, el duelo de información oficial que trataba de decir que todo estaba bien, que no pasaba nada, y la difundida por personajes del medio artístico, organismos empresariales y universidades, quienes reclamaban la irresponsabilidad del Gobierno Federal y le exigían emprender medidas sanitarias más drásticas, estaban a la orden del día.

¿Quién no recuerda el pleito de López Obrador y su esposa con Thalía, por recordar un solo ejemplo?

8.-Todavía ese mismo 22 de marzo, fue cuando el presidente grabó un video en una fonda y le pidió a la gente que saliera junto con sus familias a restaurantes y fondas a consumir, que no pasaba nada y el coronavirus no sería un problema para el país ni para la gente.

9.-Dos meses y medio después, el Gobierno Federal sigue en las mismas. Dice que no pasa nada, que hay que salir, que hay que reactivar la economía.

La diferencia dos meses y medio después, es que ahora ya más de 71 mil casos de contagios confirmados oficialmente y 7 mil 633 personas fallecidas. Los números reales, muchos coinciden en que son verdaderamente alarmantes.

10.-Nada más ayer a nivel nacional fueron 239 personas muertas más de las cuales Sinaloa aportó 18 y un total de 2485 casos nuevos. Sinaloa rompió todos sus records con 110 contagios nuevos.

11.-Pero lo más lamentable de todo esto, es que la publicidad inicial del Gobierno Federal y su postura actual de ir a una reactivación de la economía haciendo ver como que la pandemia ya fue superada, cuando la realidad dice todo lo contrario, solo refleja y demuestra una vez más, que a lo largo de la pandemia, el Gobierno Federal no ha tomado decisiones sanitarias para poner a salvo la vida de los mexicanos. Esas parecieran no importarle.

12.-Todas las decisiones del Gobierno Federal para enfrentar la emergencia sanitaria, contrariamente, han sido decisiones meramente económicas. Lo hemos dicho en reiteradas ocasiones. Pareciera que el Gobierno Federal ve y piensa que los muertos que pone la sociedad no son problema. A esos se les llora y se les entierra, pero no salen a reclamar.

13.-Al Gobierno Federal pareciera importarle más quienes queden vivos y no todos desde luego, solo su base social, con quienes piensa enfrentar a los vivos con hambre y que si podrían salir a protestar y a poner en riesgo la permanencia en el poder del Presidente.

14.-Por lo pronto, los contagios y los muertos siguen subiendo en México y el gobierno federal sigue como al principio. Engañando a la gente y preparándose para que salga a la calle a generar riqueza.

¿De qué tamaño será la masacre social a la que lleven los gobiernos estatales y federal a la gente con la salida a la nueva normalidad?. No sabemos, pero será de pronósticos reservados.

¿Se suicidarán políticamente los gobernadores?

Habrá que estar pendientes.

PASO A PASITO.-El Gobierno Estatal ya empezó con el cabildeo entre el sector empresarial sinaloense para ir preparando el regreso a la nueva normalidad. A escasos cinco días, el número de contagios y muertes en Sinaloa es el más alto registrado a la fecha y con varios focos rojos encendidos. Ahora los contagios y muertes no solo se concentran en Culiacán, sino ahora son también en los municipios de Ahome y Mazatlán.

OTRO PASITO.-El Mochitense Juan Pablo Castañón quien se viene mencionando como una de las cartas del PAN para ser su candidato a la gubernatura de Sinaloa, por fin, decidió abrir su juego y dar la cara. En pocas palabras, decidió emprender su muestreo.

Dará una conferencia sobre los retos económicos para México después de la pandemia del coronavirus. Juan Pablo también tiene los ojos puestos en la alcaldía de Ahome en dado caso que no se le haga la grande.

UN PASITO MAS.-Morena y el PAN ya iniciaron sus respectivas campañas publicitarias para ir posicionándose rumbo al 2021.

La publicidad muestra dos grandes contradicciones de rumbo.

Mientras el PAN habla de lo que han hecho sus gobernadores por la gente en la etapa de pandemia, de cuantos millones son las inversiones realizadas, de ir por una mejor calidad de vida de los mexicanos en Morena se habla de todo lo contrario.

En Morena se habla de la austeridad y del orgullo de ser pobre y no encontrar en las cosas materiales los satisfactores que los mexicanos necesitan.

¿Uff? ¿Cuál creen que comprará la gente?.

Y a todo esto. ¿Y el PRI?