El vendedor de esperanza

Oswaldo Villaseñor

El presidente López Obrador es un vendedor nato de esperanza. Es lo único que les ha dado a los mexicanos a lo largo de 20 años. 18 como candidato que la fue acrecentando, pero en menos de dos como presidente, esa esperanza la ha ido reduciendo poco a poco. No ha habido los resultados esperados.

El plan de regreso a la normalidad es simplemente eso. Un mensaje de esperanza para los mexicanos de que efectivamente la frase pronunciada hace varias semanas atrás de que ya “domamos al monstruo” efectivamente ahora sí es verdad. En aquella ocasión fue una mentira piadosa para dar esperanza, aliento a la gente, pero ahora sí es verdad.

Eso sí, esa mentira piadosa, costó muchas vidas de mexicanos.

Y es que si se observa, el mapa del semáforo pandémico, la esperanza del cual se agarra el presidente para vender la idea de que ya estamos de regreso, es muy chiquita.

Eso sí, el presidente, de quien hemos dicho en reiteradas ocasiones todo lo ve desde la óptica política, porque no tiene otra visión, aprovecha cualquier circunstancia para sacar raja política.

Los municipios en los cuales se podrá iniciar un regreso paulatino hacia la nueva normalidad, que de entrada ya no será la normalidad a la cual estábamos acostumbrados, fueron bautizados ya como los municipios de La Esperanza.

Que no Morena y López Obrador son La Esperanza de México. ¿Hay propaganda política en el uso de este concepto? ¿Qué no son conceptos oficiales registrados como propaganda política ente el INE por el partido del Presidente?.

Tarea para el INE.

Pero de regreso al tema. El presidente se agarra de una Esperanza muy chiquita, para mandar el mensaje de que ya estamos de regreso.

Veamos por qué.

1.-De entrada solo hay que ver un número clave. El país tiene poco más de 2 mil 400 municipios y de entrada se podrá regresar a la nueva normalidad, o sea no a todo lo que antes era normal, en poco más de 250 municipios. Es decir, en apenas el 10 por ciento del territorio y de los municipios. ¿Le urge o no le urge al presidente vender esperanza?

2.-La mayoría de esos municipios, son municipios pequeños, serranos, no desarrollados y de poca población. En el caso de Sinaloa, para darnos un ejemplo de ese mapa, los municipios con menos contagios son Concordia quien no tiene un solo contagio todavía, o Choix y Angostura quienes tienen muy pocos. O sea municipios que no mueven la economía del Estado.

3.-De municipios con este perfil, o sea que no moverán la economía del país, el presidente se agarra para vender la idea de que estamos de regreso a la normalidad. Eso sí, ya aclaró que el regreso será opcional y por decisión de los gobernadores y los alcaldes.

En pocas palabras, el presidente ya hizo lo que mejor sabe hacer, repartir culpas para otro lado.

¿Le urge o no le urge al presidente vender esperanza?.

4.-En el 90 por ciento de los municipios que aun permanecerán paralizados, se encuentran precisamente los municipios grandes, donde se concentra la población, los empleos, los comercios, las industrias, o sea los que mueven la economía del país.

¿Le urge o no le urge al presidente vender Esperanza?

5.-Pero si este escenario nacional muy poco alentador –al día de hoy-que el presidente lo vende como un escenario lleno ya de esperanza, se traslada a los Estados para entenderlo mejor, diríamos que una vez más, el presidente se ve rebasado, aunque él intente hacerlo ver como que les dio chance a los gobernadores que lo rebasarán.

6.-Ya van varios gobernadores que han salido y algunos le han ganado el jalón al presidente, -Jalisco, Nuevo León, Michoacán, entre otros-, al decir, que aun cuando el gobierno federal decretará un regreso a la nueva normalidad, y entre ello, el regreso a clases, en sus estados no se acataría por no haber condiciones de seguridad y salubridad para la población.

¿A poco no le urge al presidente vender esperanza?

7.-En el caso de Sinaloa una mentira más de esa venta constante de esperanza presidencial, se derrumba todos los días. A inicios del presente mes, el Subsecretario de Salud, Hugo López Gattel felicitaba al gobernador Quirino Ordaz por haber ya doblado la curva de contagios y prepararse para regresar a la normalidad, cuando aquí Efrén Encinas, decía que nos preparábamos para subir a los índices más altos de contagios.

¿Quién tuvo la razón? A juzgar por los números de contagios, la autoridad local.

8.-Ah pero como todo lo que sube, baja, ese día llegara y Hugo López Gatell podrá decir. ¡Ya ven, se los dije que bajaría!. Eso sí, a juzgar por el mismo mapa presentado por Hugo López Gattel, Sinaloa se encuentra al día de hoy, entre los estados en rojo de máxima alerta.

Ah, eso sí, le ponen un triangulito en verde, en señal de que bajará. ¿Cuándo? Hugo López Gatell, diría que es médico, pero no adivino.

¿Le urge o no le urge al presidente vender esperanza?.

9.-Lo cierto es que al día de hoy no hay indicadores precisos ni estadísticas que hagan prever que Sinaloa ya va de bajada. A juzgar por los números presentados a diario por el Doctor Efrén Encinas, los contagios siguen muy altos todavía. Ayer fueron 62, antier 47 y el domingo 54 casos nuevos. Pero desde que arrancó mayo, se han tenido arriba de los 30 y tantos que se venían registrando.

Eso sin contar que los resultados de las muestras ahora se tardan varias semanas en tenerse y registrarse.

En pocas palabras, los números no son buenos aun para Sinaloa.

¿Le urge o no le urge al presidente vender esperanza?

10.-Y como remate, ayer tanto el Gobernador Quirino Ordaz, como el Secretario de Educación, Juan Alfonso Mejía, salieron a anunciar que en Sinaloa no hay condiciones para el regreso a clases y por lo tanto estas continuarán en casa.

¿Entonces vamos de bajada o no? Todo parece indicar que aún no. ¿Bajará? Claro que sí. ¿Cuándo? Eso sí quien sabe.

No hay indicadores a la vista aún.

¿Le urge o no le urge al presidente vender esperanza?.

11.-En fin, criminalmente el presidente desde que arrancó la pandemia, se ha dedicado a vender una esperanza que él sabe de momento, no existía, pero mentía, mentía y miente, haciendo creer que todo estaba bien y ahora que ya todo estará bien.

Sin lugar a dudas, el presidente es un vendedor nato de esperanza. Pero solo de eso desgraciadamente.

Habrá que estar pendientes.

PASO A PASITO. El gobernador del Estado atiende un rubro que ya empieza a hacer estragos en mucha gente. El Alimenticio.

Ayer se inicio por parte de la Sedeso que dirige Ricardo Madrid de la entrega de 40 mil tarjetas o monederos electrónicos que serán repartidas entre la gente de escasos recursos para ser canjeadas por una canasta básica de alimentos.

Ayer también la señora Rosy Fuentes de Ordaz dio el banderazo para la entrega de 20 mil despensas que serán distribuidas a lo largo y ancho de todo Sinaloa entre gente de escasos recursos o gente que haya perdido su empleo.

Buenas acciones.

OTRO PASITO.-Si hubo defensa para el decreto de militarización del país por parte del presidente López Obrador. El Senador Ricardo Monreal salió a defender la constitucionalidad y legalidad de dicho decreto.

¿Alguien cuestionó la legalidad de dicho decreto?

La pregunta clave sigue siendo la misma y no hay respuesta. ¿Para que quiere el presidente a las fuerzas armadas en las calles haciendo labores de seguridad pública?

¿Va contra el narco o va contra la sociedad?

No hay mas.