Dos tipos de Cuidado.

Dos tipos de Cuidado

Dicen que una desgracia nunca llega sola y lo acontecido refleja el nivel de corrupción que solapa el gobierno del estado al otorgar los FIAT (consentimiento o mando para que una cosa tenga efecto) de Notarios Públicos a dos de las personas más cuestionadas sobre la calidad moral de su sombrío pasado y su negro presente.
Los Fiat se entregan al “contetillo” del jefe del grupo político que detente el poder en el estado al margen de su aptitud o de su competencia que, bien pudieron ser otorgados en premio a favores recibidos.
No hay garantías que a quienes se les otorga reúnan el perfil que estipula la Ley del Notariado en el estado de Sinaloa, la única garantía será que se la llevarán muy bien de “a pechito” y sin trabajar.
Chuy Burgos y José Luis Polo Palafox no son precisamente unas “carmelitas descalzas” o unas “hermanitas de la caridad”, son “dos tipos de ‘mucho’ cuidado” y, desde hoy, tienen cartera libre para hacer y deshacer poniendo en riesgo muchísimos patrimonios y temas planteados que puedan caer en sus manos para ser resueltos bajo criterios cuestionables.
Esta es una situación de alerta para el gobierno federal puesto que serán ellos quienes lo represente para dar fe pública, no está de más revisar los protocolos de otorgación de dicho nombramiento porque en los próximos días puede salir a la luz que tanto Ovidio Guzmán como Raúl Salinas, son notarios públicos en Somalia.
Esto es para que nos demos cuenta que, con esta simple comparación, el nivel de descrédito que tienen estos dos pusilánimes del favor político.