Alejandra Gil.. Los milagros si existen.

Oswaldo Villaseñor

Ayer fue la audiencia en la cual se le fijó la pena a Alejandra Gil Álvarez, la tercer acusada por la ASE por prácticas irregulares en su desempeño en la Secretaría de Salud durante el Gobierno de Mario López Valdez.

Los otros dos acusados, fueron Ernesto Echeverría y el doctor Jaime Otáñez García. Ambos ya la habían librado.

Ernesto Echeverría apegándose a lo dice la ley –aprobada por diputados – de recurrir a resarcir el daño acreditado mediante el pago de 7 millones de pesos, mientras que a Jaime Otáñez García se le liberó de toda culpa en dicho caso.

¿Y qué creen que pasó con Alejandra Gil quien no quiso apegarse al mismo beneficio que otorga la ley y al cual si se apegó Ernesto Echeverría?

Lo dicho. En política y en la justicia, los milagros si existen.

La juez que llevó su caso, fijó una pena de 4 años de prisión, una multa de 17 mil pesos y la inhabilitación para ocupar un cargo público por 4 años.

Ahh.. pero la misma juez decretó la suspensión de la pena de prisión como medida preventiva porque el delito por el cual se le acusó no es un delito grave.

¿Y dónde están los milagros que sí existen?

Vamos por partes.

1.-En nuestra columna del pasado jueves 26 de Marzo escribimos lo siguiente en presagio a la suerte que tendría Alejandra Gil. No nos equivocamos en lo más mínimo.

Aquí lo escrito en dicha fecha.

¿Y cuál será la suerte que le espera a Alejandra Gil después de ser sentenciada como culpable por el delito de desempeño irregular de la función pública?.

Bueno, de acuerdo a la ley, dice que puede ser sancionada de 1 a 9 años de prisión, pero como hay prácticas recurrentes, o sea que se hicieron varias veces, se le suman 4.5 años más, que en total dan 13.5 años.

En estricto apego a la ley, la juez debería dar mínimo 6.5 años de prisión a Alejandra Gil, amén de otras sanciones como el resarcir el daño de los 7 millones de pesos y pago de multas.

¿Pero por qué dicen que los milagros sí existen? Bueno, porque se duda que la juez vaya a decretar prisión como medida preventiva para Alejandra Gil.

No se hizo con Luis Angel Pineda a quien le dieron inicialmente poco más de 13 años de prisión y se le dejó continuar en libertad su defensa ante otras instancias.

Se antoja que lo mismo suceda con Alejandra Gil. Es una mujer de edad, sola y se le dejó sola además. Tiene buena imagen y se le ve como víctima de quienes fueron los grandes “ganones” en la Secretaría de Salud. Ahh… y no fue solo Ernesto Echeverría. ¿O sí?

Lo más lógico que suceda, es que se le fijen años de prisión, pero que no pise la cárcel y continúe su proceso en libertad.

Insistimos. Los milagros de la justicia, sí existen.

Ya veremos dijo el ciego.

Hasta ahí lo escrito en dicha columna.

Ahora veamos qué fue lo que sucedió.

2.-Efectivamente la juez dictó una pena de 4 años de prisión, apenas un mes más de los necesarios para evitar que Alejandra Gil la librara con el pago de una fianza y ahí quedara todo su proceso penal.

La juez no fijó monto de reparación del daño cuando la Fiscalía exigió poco más de 7 millones de pesos, que son los mismos que se aceptó pagara Ernesto Echevarría a cambio de suspender su proceso penal.

Y por último de los puntos importantes de la pena fijada; la juez estableció que por ser una pena de cárcel establecida en parámetros menores –los cuatro años dados por ella- decretó a la vez, una suspensión condicional para que Alejandra Gil evite pisar la prisión.

Entonces le dio cuatro años de cárcel, pero también el salvoconducto.

3.-Pero lo interesante de estas penas fijadas por la juez, es que una vez más, se muestra y se evidencia como se les ayuda o como le hacen el milagro a los imputados, pero nadie quiere cargar con la responsabilidad de tales fallos o decisiones.

4.-¿Dónde está la caja de los milagros? En la ruta por encontrarlos, primeramente tendríamos que decir que en las leyes aprobadas por los diputados. Casi nadie o nadie, voltea a ver lo hecho en las leyes aprobadas por los diputados.

5.-Si en la ley, no estuviera establecido como un derecho de los imputados, la suspensión condicional del proceso mediante resarcir el daño acreditado, simple y sencillamente, estos no pudieran darse.

Si en la ley existente en el tiempo que le tocó gobernar a Mario López Valdez, no estuvieran contemplados como delitos no graves las prácticas o conductas catalogadas como de corrupción, los ex funcionarios no la pudieran librar tan fácil como la están librando.

6.-Ah, pero de ahí se brinca a otras áreas que se apegan estrictamente a lo que dicta la ley. Y Ahí sí cabe lo dicho por la juez. La justicia selectiva. Es decir, los milagros de la justicia para unos y para otros no.

7.-De los casos conocidos y juzgados hasta el momento de casos de corrupción denunciados por la ASE e investigados por la Fiscalía General del Estado, está el caso de ex funcionarios malovistas y algunos otros, por el caso del Tiburonario de Mazatlán.

Finalmente tras una apelación hecha por la Fiscalía ante la suspensión del proceso irregular que otorgó un juez, los exfuncionarios en tiempo y forma aun, se acogieron a los beneficios de la ley y acordaron la suspensión condicional a cambio de resarcir el daño acreditado.

Tanto la Fiscalía y el juez que llevó el caso aceptó la propuesta de los ex funcionarios imputados, porque está dentro de lo que marca la ley.

8.-Está el mismo caso de Echeverría, quien hizo uso de su derecho de acogerse al beneficio de la ley de buscar la suspensión de su proceso mediante el pago de la mitad de la cantidad acreditada, petición que aceptó la Fiscalía, pero también un juez. Echeverría la libró.

Alejandra Gil también tuvo la misma oportunidad de acogerse a este benefició y no lo hizo. Ella decidió o no tuvo de otra, que irse a juicio oral.

9.-Pero también está el caso más sonado de todos. El caso de Armando Villarreal y otros ex funcionarios de la Secretaría de Administración y Finanzas. Los ex funcionarios Malovistas, hicieron un acuerdo – según se dijo en su momento- con funcionarios de primer nivel del Gobierno del Estado para llevar ante la Fiscalía la propuesta de suspensión condicional del proceso a cambio de una multa económica de 2 millones de pesos.

Los ex funcionarios y la parte afectada en este caso Gobierno del Estado llegaron a un acuerdo que fue avalado y aceptado por la Fiscalía, pero en este caso, el juez no lo aceptó.

10.-Con estos antecedentes, llama la atención como nadie quiere cargar con el muertito de ser quien solapa la corrupción.

La juez nuevamente en juicios de valor y no jurídicos de los presentados ante ella, echó la responsabilidad de su fallo y penas impuestas hacia otras partes, en este caso, hacía la Fiscalía, al decir que Alejandra Gil no actúo sola y hay otros ex funcionarios a quienes la Fiscalía perdonó u omitió investigar.

Y la juez le puso nombre y apellido. El doctor Jaime Otáñez García, ex director de Atención Médica quien también firmó el contrato, pero que finalmente se le perdonó.

11.-En fin, el destino de Alejandra Gil fue el que ya estaba escrito. Se le dictó una pena, pero no pisará la cárcel y eso es lo que los sinaloenses alcanzan a ver.

¿Quién hizo el milagro?

Nadie quiere cargar con él, pero se le hizo

Habrá que estar pendientes.

PASO A PASITO.-El gobierno o los gobiernos siguen sin saber cómo actuar o sus actuaciones las están enfocando en otros temas. Como aprovechar la pandemia para salvar otras cosas.

Pero lo cierto es que ayer, brotó un tema que ya habíamos advertido venía sucediendo en los hospitales públicos. No se ha garantizado la salud del mismo personal que atiende los casos de coronavirus, cuando debería ser la prioridad.

¿Se enferma el personal médico y entonces sí, quien atenderá a los enfermos contagiados?

Ayer ya se daba a conocer el contagio de cuando menos 5 médicos del IMSS de Covid 19 y la muerte del primero de ellos ocurrida en Coahuila.

En Culiacán el personal del IMSS se armó de valor y salió a denunciar lo que ya se venía diciendo a través de redes sociales. No cuentan con garantías sanitarias para atender a los pacientes sin riesgo de contagiarse.

Denuncian a sus jefes de no dar la cara ni atender sus demandas de seguridad médica.

Ayer en la Clínica del ISSSTE de Los Mochis, donde se dio la primera muerte de una persona por coronavirus en esta ciudad, el mismo personal a través de redes sociales, empezó a difundir mensajes alertando que la clínica está infestada por el virus, pidiéndole a la gente que no vayan y exigiéndole a las autoridades medidas de seguridad para ellos.

Malo no empezar por el principio.

OTRO PASITO.-El gobernador del Estado, Quirino Ordaz anunció que en acuerdo con los alcaldes se decidió el cierre de playas, centros recreativos, ceremoniales y todos los lugares de concentración de gente durante la semana santa.

Esto como medida para evitar contagios masivos de coronavirus.

UN PASITO MAS.-Ayer en algunas partes del país, ya empezó a darse saqueos a empresas por grupos de gente que aprovechan el caos social existente por el coronavirus para hacer de las suyas.

En su momento lo alertamos. Viene la crisis sanitaria, luego la económica, la de seguridad y luego la social y de gobernabilidad y no se ve al gobierno estar a la altura de estas circunstancias.

El presidente solo alcanza a decir que eso lo hace la gente mala, pero el pueblo de México es bueno y sabe que esto no lo debe de hacer.

Ufff