“CUENTAS CLARAS Y EL CHOCOLATE ESPESO”



En política, las casualidades no existen y cuando un gobernador muestra su músculo político hay que ponerle cuidado.
Parece ser que en un futuro –no muy lejano- la Universidad Autónoma de Sinaloa quedará libre –como dicen- de algo que tiene ‘pegado como sanguijuela’ la UAS y esto es el Partido Sinaloense.
¿Por qué? Por el hecho de haberle disputado el poder político en estado al gobernador Rocha Moya, y particularmente éste fue Héctor Melesio Cuén al tratar de insultarle a no menos de 14 delegados en el proceso de Morena, los cuales de haberse quedado estarían teniendo más peso que el propio gobernador quien obtenía al interior de este partido después de la elección.
Esto ha llegado al grado de hacer una revisión a la Universidad Autónoma de Sinaloa donde se evidencian sueldos exorbitantes, a funcionarios con hasta tres plazas, de gastos por los cielos y falta de comprobación de los mismos; tanto que ya tiene miedo al Dr. Jesús Madueña Molina, rector de la Casa Rosalina por sentirse expuesto al revelar él mismo en una página de información de la UAS –o ellos mismos- su sueldo que asciende a los 180 mil pesos que sería una cantidad risible si se le suma gastos ‘varios’ (gasolina, representación, viáticos, etc.), estaríamos hablando de no menos de medio millón de pesos al mes, entre él y los integrantes de su círculo cercano.
“¿Que pasará?” es la pregunta que se hace en el tema de la UAS, si se hace memoria se recordará que hace tiempo el presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador, hiciera el anuncio que eliminaría los cacicazgos que en la universidad existen encabezados por Héctor Melesio Cuén.
El maestro Cuén ‘pateó’ un avispero y no ve la hora que dejen de ‘picarle’ esos insectos.
En la política no hay casualidades toda vez que quisieron asustar a Rocha Mocha con la amenaza de que la UAS era de orígenes y de convicciones de lucha, de manifestación y de criterio combatiente; pero, andan más enredados que una ‘tripa de leche en el perol de un chicharronero’.
Según se dice, iniciarán auditorías incluyendo revisiones y algunas otras ‘auscultaciones’ tanto a las finanzas, propiedades, posesiones a quienes manipulan la universidad en estos momentos y que la toman como ‘botín político y económico’ para pasar a los procesos legales que pondrán a más de uno tras las rejas.
Las suertes están echadas en este desencuentro político que tendrá un desenlace por demás sabido y entendido.