Vinaora Nivo Slider 3.x

logosnn22

aruba 0818

opinioncolumna

Gabinetología

#Los Tocables
Por Héctor Guerrero

En la columna pasada hablábamos de un hecho histórico, en una misma fotografía, pasado, presente y futuro de nuestra historia política.

Estamos viviendo una clase de semi-presidencialismo, en donde parece que dos gobiernan el País, una suerte de que “si no me deja mi mamá, le digo a mi papá”.

Hoy, a tres meses de que Andrés Manuel López Obrador sea nuestro Presidente, existe un gabinete paralelo que irrumpió en la escena política prácticamente desde que el tabasqueño estaba en campaña.

Hoy, mediáticamente, hay funcionarios de un gabinete que todavía no entra en funciones, (el más anticipado en la historia política de México), que están participando de forma activa en la agenda del actual cuerpo de gobierno del (todavía) presidente Enrique Peña Nieto.

Es en este contexto de acolchonada transición, donde irrumpe la cuarta transformación para cambiar el ejercicio sexenal, priista y panista de revelar los nombres del primer círculo de colaboradores hasta prácticamente la toma de protesta, acabando con esta dinámica conocida de la “Gabinetología”, deporte nacional de la clase política mexicana.

Existen hoy, nombramientos para todas las dependencias gubernamentales, incluso para una ¡que hoy no existe!, como por ejemplo, el caso de Alfonso Durazo, quien será titular de aún nonata Secretaría de Seguridad Pública, y Marcelo Ebrard, próximo Secretario de Relaciones Exteriores, sale, tal y como su jefe, en las escaleras de la casa de campaña a dar declaraciones sobre el acuerdo al que llegaron EU con respecto al TLCAN.

A esto se le suman los temas del avión presidencial, los ninis, el pase automático a la Universidad, la descentralización de las Secretarías de Estado.

Jesús Seade, en las mesas de negociaciones del Tratado de Libre Comercio, Luis Videgaray agradeciendo a Andrés Manuel su participación y su apoyo en las negociaciones con EU, sin duda un tipo de semipresidencialismo es el que estamos viviendo en estos momentos de tersa transición. Y así hoy llaman la atención de los reflectores: Alfonso Romo, Olga Sánchez Cordero y son éstos personajes tratados desde ya por los medios de comunicación, como algo que todavía no son.

¿Responderá esto al temor que tienen los medios de comunicación, grandes, pequeños, pasquines están al servicio desde ya al nuevo gobierno para formar parte de sus prerrogativas el próximo año? Aunque he de decir de algunos medios que desde ya están ajustándose el cinturón y realizando recortes de colaboradores y de personal. ¿Será hora de poner las barbas a remojar?

Lo cierto es que en esas esferas políticas nada es casual, todo es causal, hay una estrategia bien diseñada para estos tiempos de transición entre algodones de azúcar. Es claro que los compromisos del próximo gobierno son poco claros y como dijo el propio López Obrador, una cosa es la campaña y otra ya estar en el poder.

¿O estamos ante la evolución del deporte nacional de la clase política?

Esto es como la silla dividida, los optimistas dirán que está llena y los que no, dirán que está medio vacía.

La “gabinetología” no se crea ni se destruye…

Tiempo al tiempo.

@hecguerrero

WhatsApp Image 2018 12 12 at 7.09.15 PM

banner bazarte

Síguenos en Twitter

Loading Player...