Vinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.x

logosnn

Héctor Guerrero

colhectorDirector general de los portales política.mx, tiemporeal.mx, losfuertes.mx. Los cuales se encuentran las oficinas operativas en la Ciudad de México.

Durante 16 años fue Editor Nacional del periódico Reforma y coordinador de corresponsales.

 

Los proyectos para detonar Sinaloa

Las obras y los proyectos estratégicos deben ser una parte fundamental del próximo Gobierno que encabezará Quirino Ordaz en Sinaloa.

Lo anterior permitirá que la entidad se vuelva más competitiva en un mundo globalizado, debido a que así se fomenta el crecimiento y desarrollo.
 

Potencializar la capacidad productiva y diversificar la economía deben ser el objetivo principal de las obras y proyectos. La economía sinaloense se soporta desde el último medio siglo en la producción agropecuaria, pesquera y el turismo, los cuales en su conjunto representan el 50 por ciento del Producto Interno Bruto de la entidad.

La apuesta de la administración entrante debe centrase en los proyectos estratégicos, muchos de los cuales ya se encuentran en el tintero, pero que por algunas razones no se ha desarrollado o han quedado en el olvido.
Sinaloa cuenta con más de 650 kilómetros de litoral, además de contar con dos puertos importantes como Mazatlán y Topolobampo, los cuales tienen una ubicación estratégica que pueden convertirse en puntos estratégicos para el País en lo relacionado con el comercio internacional, principalmente con Asia y la costa oeste de Estados Unidos. Sin embargo, en ambos, se necesita una infraestructura moderna y eficiente, además de tecnología de punta, para poder competir a nivel mundial.
 

Mazatlán y Topolobampo necesitan obras e inversión para convertirlos en puertos competitivos a nivel nacional y mundial, y así ser la puerta del corredor económico del norte del País.

Otro de  los proyectos importantes que el próximo Gobierno de Sinaloa debe tener en el radar es la Metropolización Culiacán-Navolato, el cual es impulsado por la CMIC-Sinlaoa, además de colegios de arquitectos e ingenieros.
 

Culiacán y Navolato conforman ya un importante corredor industrial, el cual tienen alrededor de un millón de habitantes y tienen una interdependencia social, económica y cultural. Además, de que cuentan con los criterios establecidos por la Sedesol, el Inegi y la Conapo para convertirse en una metrópoli.

Logrando dicha metrópoli se podrá acceder a mayores recursos a través del Fondo Federal y Metropolitano, y así se logrará financiar estudios, programas, proyectos y obras de infraestructura, entre otras cosas, que detonarán el crecimiento económico de la región, logrando el desarrollo urbano y sustentable de la zona, además de aumentar la calidad de vida de sus habitantes.
México tiene 59 zonas metropolitanas, pero ninguna de ellas se encuentra en Sinaloa.
La modernización de la red carretera en la entidad es de suma importancia para todos los sectores de la entidad. La inversión en ella debe ser importante y fundamental para contribuir al desarrollo de la región.  El poder mover los productos y mercancías a través de las carreteras de Sinaloa de forma segura y eficaz es de suma importancia para contribuir al desarrollo económico.
De la misma manera, se encuentran los proyectos de ferrocarril turístico que contempla una longitud de más de 270 kilómetros de vía que va desde Mazatlán hasta Altata. “El Costeño” (Mazatlán-Culiacán) y “El Tacuarín” (Culiacán-Altata) ayudarán a un crecimiento en el sector turístico y comercial en el estado, promoviendo las bellas playas que tiene Sinaloa.
Otra parte importante es la infraestructura educativa, la cual tendrá prioridad dentro de la inversión fija del presupuesto.
Los proyectos son muchos pero la Administración de Quirino debe trabajar en las obras e impulso de los mismos desde el primer día que asuman sus funciones.
Los nombres para ocupar la Secretaría de Obras e institutos de infraestructura comienzan a circular a nivel federal y estatal, entre ellos se encuentran el arquitecto Carlos David Ibarra Félix, ex alcalde interino de Culiacán; el ingeniero Lorenzo Flores Álvarez, tesorero de la CMIC-Centro; y el ingeniero Antonio Lizárraga Morales, presidente de diversas empresas relacionadas con la industria de la construcción.
Los proyectos existen y se pueden encontrar el camino necesario para lograr la construcción de un Sinaloa que sea ejemplo a  nivel nacional en desarrollo económico y modernización. Tiempo al tiempo.
 @hecguerrero

Síguenos en Twitter